ANA PATRICIA PALACIOS • "Identidad de seres dobles", El Tiempo - Cultura

BY PAOLA VILLAMARIN • August 2003 • El tiempo

La artista antioqueña presenta la videoinstalación “Todo lo que parece ser…”, la quinta muestra del ciclo del Premio Luis Caballero.

Es la primera vez que la artista antioqueña Ana Patricia Palacios usa soportes como el video y la fotografía para desarrollar una obra. Lo suyo siempre ha sido la pintura : que más emblemático de su trabajo que esos manchados de un rojo intenso, visceral, que aparecen en sus lienzos.

Este giro dice ha sido natural y corresponde a una necesidad propia de la temática que ha trabajado pro más de seis años: la gemelidad, los seres dobles. En Todo lo que parece ser…, la muestra que presenta en el Premio Luís Caballero, Palacios presenta fotografías de su infancia, junto a su hermana gemela, y de los objetos idénticos que ambas tenían (cámara de fotografía, neceseres y patos de peluche).

“ Quería hablar de esa vivencia doble en lo físico, en los objetos que los seres dobles comparten”. Dice Palacios, que expuso a principios de año en la Galería LatinCollector de Nueva York.

Lo fisiológico

Hizo una pesquisa en las casa de su padre y de su madre y encontró objetos que, incluso, no podía recordar, pero que testimoniaban su condición de gemela. A la hora de tomarles las fotografías, decidió que quería “banalizarlos”. Por eso los ubicó en su taller en fondos blancos salteados de pintura, para evitar que quedaran cargados de un aura especial.

El video que acompaña la nuestra lleva imágenes de las caras de los seres idénticos que se entrecruzan y que producen el rostro de una misma mujer. “Me interesaba hacer énfasis en lo fisiológico, en la piel”, agrega. Son dos videos que se proyectarán lado y lado de la Galería Santa Fe y en medio, resplandecen las fotografías (en transparencias), que están iluminadas desde en interior de sus marcos.

“Mi trabajo se ha ido personalizando. Antes hacia paisajes, pero surgió la necesidad de trabajar la figura humana y con ella algo que fuera más mío”, dice Palacios. Al principio, la temática doble apareció tímidamente en sus pinturas. Incluso, antes de esta muestra, la artista evitaba hablar de lo autobiográfico de su obra. “Me di cuenta de que ya podía revelarlo”, agrega.

A Palacio le preocupa la anécdota, que la exhibición de esas imagines se vea solo como la revelación del universo íntimo de una artista y no como un espacio para reflexionar sobre la identidad de los dobles, que siempre está en tela de juicio; sobre un fenómeno que es, a la vez, “bello y monstruoso”.