ANA PATRICIA PALACIOS • "PINTURA A PUÑO LIMPIO"

"Pinturas, A puño limpio", El Tiempo, Cultura

 By PAOLA VILLAMARIN • October 2002
Palacios2.jpg

La artista antioqueña, que acaba de ser seleccionada para concursar en el importante Premio Luis Caballero, presenta una muestra pictórica con la que continúa sus reflexiones sobre el tema de la gemelidad.

Las pinturas de Ana Patricia Palacios tienen una extraña mezcla de candidez y de tragedia. Dos inocentes niñas por una corriente de sangre, dos mujeres adultas vestidas de negro ocultan quizá un secreto que las atormenta y una colegiala se ve confundida entre las miles de palabras que abarcan su cielo.

No es para menos, para Ana Patricia Palacios el fenómeno del doble y la búsqueda de la identidad son tan fuertes como otros temas que tocan los artistas (acaso la muerte o la violencia).

En la Galería Diners, Palacios-que acaba de ser seleccionada para concursar con otros siete artistas por el prestigioso Premio Luis Caballero presenta tres series A punto limpio, Dualidad y Geishas.

La primera es una serie de boxeadoras, casi asexuadas y vestidas como si estuvieran en un día de descanso, que se enfrentan permanentemente. Se las ve niñas, adolescentes y adultas luchando por su identidad, por ser únicas: “Así haya esfuerzos, los gemelos idénticos siempre están metidos en un conflicto de identidad”, dice la artista.

En Dualidad las niñas y las mujeres dobles están enlazadas por “una conexión sanguínea”; agrega Palacios. Por eso el color rojo de estas pinturas se sale de sus vestidos y se pierde en el cuerpo de la otra.

Palacios trabaja con pigmentos naturales y colores básicos. “La pintura es un medio de expresión. Puedo decir que he dejado de pintar, que me he dedicado más al dibujo”, agrega.

“Los gemelos idénticos siempre tienen conflictos de identidad”.

Después de más de diez años de trabajo, esta artista que se la pasa entre París y Bogotá, tiene claro que lo único que le interesa es la economía de elementos y encontrar la esencia de los temas que trate.

Está dedicada al fenómeno del doble desde hace seis años. Durante el 2000 y el 2001, Palacios expuso en la Universidad EAFIT, en Medellín, y en la Galería Diners en Bogotá, una extensa serie sobre el tema. Ahí se insinuaban apenas los personajes de las boxeadoras, mientras que el de las geishas aparece en la actual exposición.

Las geishas llegaron a Palacios por una inequidad estética, pero después la artista de dio cuanta de que ellas constituían u fenómeno cultural de identidad que a ella le interesaba. “Ellas evidencian ese contraste entre su belleza y esa verdad terrible que las persigue : la esclavitud y la ausencia de identidad”, concluye Palacios.